Liliana Beverido, Conociendo su espíritu emprendedor.

PLATAFORMA VIRTUAL EN FACEBOOK DE MUJERES EMPRENDEDORAS Y CON ESPíRITU “MEYCE”


Facebook se ha convertido en una plataforma maravillosa para que las Mujeres de todo el mundo se conecten, motiven y establezcan redes; durante los dos últimos años, Mujeres Emprendedoras y con Espíritu ha sido un grupo cerrado que ha reunido a más de 3,000 mujeres profesionales de Texas y de todo el mundo.



Este grupo se inició y ha seguido siendo un grupo donde las mujeres pueden compartir sus historias, sus habilidades de motivación y su experiencia profesional para ayudar a empoderar a las demás mujeres del grupo, tenemos una dinámica, un horario de grupo semanal; claro con conferencias, Clases Maestras, seminarios web, club de lectura, entre otras actividades diarias; todas pueden ofrecer sus servicios y promocionar sus negocios durante todo el fin de semana. Numerosas amistades y asociaciones comerciales se han desarrollado en todo el grupo, las mujeres de Texas ahora están trabajando con mujeres de México, España y más allá. Promovemos colectivamente quiénes somos y crear conciencia de cuán importantes son para nuestra sociedad las conexiones MUJERES-MUJERES. Promovemos sinergia, ser movilizadoras de conciencias de forma positiva, tratamos de alimentar nuestro espíritu con contenido de valor que nos edifique. Es una plataforma virtual gratuita de crecimiento continuo.


Mujeres MEYCE por el mundo

Mujeres Emprendedoras y con Espíritu


Liliana Beverido eres parte del jurado final para los reconocimientos virtuales 2020 de la plataforma de Mujeres Emprendedoras y con Espíritu. Es un honor el que seas parte de este evento virtual y ser nuestra primer triunfadora a Mujer Legendaria MEYCE 2018 Queremos saber más sobre ti.


Liliana Beverido, Conociendo su espíritu emprendedor.


¿Quién es Liliana Beverido?

Soy una mujer que cree en el poder multiplicador y maravilloso de las mujeres. Co-Fundadora y Directora Ejecutiva de la organización sin fines de lucro AMHIGA Hispana misión es empoderar a la mujer por medio de la educación, redes de apoyo (Networking) y servicio comunitario. Profesionalmente tengo mi práctica como Coach y Consultora de procesos de transformación personal y empresarial. Casada por 9 años con un compañero que me ha ayudado a conocerme mejor, a sanar muchas áreas de mi vida y a creer que puedo alcanzar todo lo que deseo. Soy madre de 3 hijos quienes han sido los mayores maestros de mi vida.


¿Qué querías ser de grande cuando eras una niña de 8 años?

No lo creerías, quería ser Monja misionera, recuerdo que en el colegio pregunté como podría yo cambiar el mundo, ayudar a otros y esa semana había llegado a platicar con nosotros una madre que había sido misionera por muchos años en África y otros lugares; compartió fotos con nosotros y yo quede enamorada del poder del servicio que ella tenía, las caras de esos niños de felicidad, el amor que les daba y cómo aveces simplemente con los gestos de amor y compasión cambiaban sus vidas. El que alguien viera a estas personas que eran menos privilegiadas y luchara por su bienestar se quedó muy marcado en mi vida. La verdad es que siempre tenía la idea de ayudar a otros. Eso quedó hasta los 12 años que entendí que había muchas otras maneras de tocar a otras personas y servir. De ahí a los 15 años comencé como catequista por varios años con un grupo de la escuela y después en los asilos de ancianos íbamos a leer y a bailar con ellos. Creo que esa niña de 8 años que quería cambiar al mundo por medio del servicio a los demás es la que me recuerda todos los días cual es mi esencia y me ayuda a tener dirección.


¿Qué te motivó a ser hoy una Mujer Emprendedora y con Espíritu?

El conectarme con otras mujeres en las cuales veía reflejado mucho de lo que yo quería ser. La admiración a su trabajo, su valentía. El poder honrar mi historia y mi voz para después darme cuenta que esa voz y esa historia la compartía con muchas mujeres poderosas. El creer fervientemente en la sororidad, en esa hermandad que nos une y la cual nos puede ayudar a crecer cuando nos apoyamos entre si, nos honramos y celebramos.


¿Qué es lo que te hace feliz con respecto a tu negocio y proyectos?

Lo que me hace muy feliz conectar con la gente, escuchar sus historias, ver su transformación no tiene precio. En mis proyectos me encantaría decir que me hace feliz la culminación de alguno de ellos el verlo ya consolidado, pero la verdad es que para mi en el proceso es donde se encuentra la magia, el aprendizaje en la “prueba y error”, el darme cuenta de mi crecimiento y que al final aquello que tal vez al principio veía como imposible en realidad no lo era y al final terminas como una versión potenciada de ti misma.


Cada mujer es distinta, cada una tiene su propia filosofía, esa esencia única que define su caminar de vida. Siendo yo autora de dos libros ya publicados comprendo ese camino, esa odisea de emprender un proyecto, un negocio, una organización u empresa; por eso me encanta conocer aquello detrás de un alma, ese espíritu emprendedor de las personas, ese motor que las motiva e impulsa. ¿Cuáles hábitos crees que son importantes para una Mujer MEYCE?

Yo creo que el hábito más importante para cualquier Mujer MEYCE es el autocuidado. El ponermos como prioridad y tener pequeños “rituales” o rutinas que nos ayuden a estar bien con nosotras mismas cada día. Muchas veces por estar enfocada en todos o todo lo externo nos descuidamos y la verdad es que no hay proyecto, trabajo, persona que merezca que sacrifiquemos nuestro bienestar. No podemos dar agua de un vaso vacío. Para mi el autocuidado no es un privilegio o lujo, es una necesidad. He aprendido que el ponerle una intención a tu día al levantarte puede hacer una gran diferencia y traerte aquí al momento presente y a lo que necesitas sentir y pensar para comenzar tu día conectada con lo que quieres. Tener una rutina, tal vez un horario para ciertas cosas y si es algo que es importante para ti, comprometerte con ello así como nos comprometemos con todos y todo lo demás. Las citas contigo y con lo que deseas crear en la vida también es igual o más importante. Se que a veces los días pueden parecer caóticos y tenemos otras cosas que demandan nuestra atención o acción inmendiata, eso se entiende y si por alguna razón no puedes cumplir con tu “cita contigo misma o tus proyectos” no sientas culpa y aprendas tratarte de una mejor manera, practicar la autocompasión y saber que mañana puedes hacerlo mejor pero desde un lugar de amor y poder no desde un lugar de “deber” y enojo contigo misma, esa energía también se refleja en tus proyectos


¿Cómo fue tu proceso al iniciar desde cero en este mundo de emprendimiento?

Te diré que fue confuso, no sabía ni por donde empezar, me fui informando y aprendiendo y preguntando a otras expertas o personas que yo admiraba. Hace muchos años aprendí si quieres aprender o quieres ser como alguien te rodees de las personas que ya lo han logrado, aprendes mucho de sus experiencias y sobre todo de sus mentorías. Una de las lecciones mas importantes fue aprender a pedir ayuda, a saber, que aún que me sienta ilimitada y poderosa el pedir ayuda me enriquece no me hace menos. Otra cosa que aprendí en este proceso es que no existe lo perfecto, muchas veces nos frenamos a dar eso que yo le llamo “salto de fe” por que no tenemos “todo” lo que necesitamos y la verdad es que este pensamiento mucha veces es el principal “saboteador” de nuestros sueños. Pensamos cuando tenga la luz perfecta, el teléfono ideal, lo último en tecnología, el curso tal entonces ya voy a poder hacerlo y claro que estar preparado es importante, tener el conocimiento adecuado es crucial. Pero esta perfección puede ser nuestro miedo a lanzarnos desde nuestra vulnerabilidad al ojo público. Necesitamos recordar que el ser valiente no significa no tener miedo al fracaso, a la crítica o a que las cosas no salgan como esperamos, la valentía es aún reconociendo este miedo, actuar y dar el paso para poder trascender.


Recuerdo cuando decidí fundar la plataforma de Mujeres Emprendedoras y con Espíritu. Tenía muchos miedos, no me sentía capacitada pero enfrente mi miedo y lo hice. Quería saber como empezar el proceso de publicar mi primer libro, quería juntar a Mujeres líderes, empresarias, emprendedoras en proceso, amas de casa con ganas de aprender y estudiantes. Todas compartiendo, todas aprendiendo, haciendo sinergia e ir creciendo cada una con su talento y sus proyectos únicos. Sin imaginar en lo que se convertiría esta plataforma, un éxito. Quería conectar con otras mujeres en otras partes del mundo, estar unidas y crecer juntas. Siempre junto a mi equipo MEYCE; mujeres líderes con sus propios proyectos y siempre apoyando mi misión. ¿Cuál fue el primer límite que superaste en tu camino de emprendimiento?

El primer límite y que no puedo decir que lo he superado al cien porciento por que creo que esto es algo de toda la vida, fue el darme cuenta que necesitaba hablarme de una manera más amable, descubrí que mi diálogo interno era muchas veces mas brutal y cruel que mi peor crítico. A que mi diálogo puede ser mi mejor amigo y coach o mi peor enemigo y que este diálogo negativo hace que tu foco sea el miedo, la tragedia, el peor de los casos, no te permite dar el paso a ver el horizonte de posibilidades para ti.


¿Qué consejo le darías a una persona que quiere emprender pero por algún miedo no se atreve?

Yo la invitaría a que hable con su miedo. A entender que este miedo no es tu enemigo, no es un impedimento, el miedo es una emoción un mecanismo de defensa que está ahí para protegerte, no para hacerte daño. En primer lugar te invitaría a que lo reconozcas, que le digas ya veo que estás aquí, te reconozco, ¿Qué me quieres decir?, ¿De qué me quieres proteger?, te sorprenderías de las respuestas que tu miedo te puede dar, reconocer que las preocupaciones o ganas de defenderte de tu miedo son válidas, tal vez te quiere librar de un evento incómodo o doloroso, de una decepción, eso es comprensible. Tal vez encontrarás que tus miedos no son ni siquiera tus voces sino voces de otras personas o miedos de otras personas que se vinieron a incubar en tu vida. Una vez que comiences a dialogar con el darle las gracias por querer protegerte y cuidarte y hablarle desde el amor y decirle “gracias por todo pero en esta ocasión no te necesito” estoy lista para tener nuevas experiencias que sólo me ayudarán a crecer, si yo te vuelvo a necesitar, te busco. Es primordial quitar esta connotación negativa del miedo o nuestro miedo, no es tu enemigo, es muchas veces tu protector, otras veces hasta tu motor o tu gasolina para arrancar.


Plantar semillas y esperar a que nazcan. Así es como un emprendedor con espíritu piensa; reconozco en cada Mujer Emprendedora la disciplina, el esfuerzo, la ilusión y el trabajo arduo día con día. Ese proceso es el que algunos llaman éxito y los resultados son grandes satisfacciones. Estoy segura que cada mujer que emprende con espíritu es una mujer movilizadora de conciencias, está en constante edificación, renacimiento, transformación, empoderamiento y principalmente está unida y fuerte junto a otras para trabajar en equipo porque entienden que es de suma importancia crecer juntas. Por último ¿Qué libro nos recomiendas? y me encantaría nos compartieras tus redes sociales.

El libro que recomiendo es "El éxito no es casualidad de Tommy Newberry.


Redes Sociales

www.menteprodigiosa.com https://www.facebook.com/LiliBeverido/ https://www.facebook.com/AmhigaHispana/

Es un honor poder compartir esta entrevista de Mujeres MEYCE POR EL mundo con Liliana Beverido.


Alba Letycia, Autora de El Mundo de Zaphirah y Fundadora de la plataforma virtual de Facebook de Mujeres Emprendedoras y con Espíritu; entre otras comunidades para motivar e inspirar a otros.


Todo lo que edifiques en la vida terminará edificandote a ti en tu vida.